Otro Blog del Grupo Noticias en Tweets »» Sígueme en Facebook Sígueme en Twitter Síguenos en Instagram Suscríbete a NT Youtube Suscríbete Gratis Síguenos en Google +

sábado, 17 de agosto de 2013

Programación errática y repetida ha mostrado desde el viernes Globovisión



Incertidumbre en Globovisión llegó hasta su propia pantalla. Noticiero estelar no salió al aire. Tras ser anunciada, la noche de este viernes, la despedida de Leopoldo Castillo del programa Aló Ciudadano, las especulaciones acerca de una situación conflictiva en la estación parecieron permear hasta su parrilla de programación. Retransmisión de espacios y presencia de noticieros extranjeros han definido las últimas horas en el canal.

EL UNIVERSAL

Una programación errática que repitió varios espacios en pocas horas fue lo que se pudo apreciar la noche de este viernes y durante la madrugada del sábado en el canal de noticias Globovisión, cuya audiencia observó previamente al conductor de uno de los programas más vistos de la estación, despedirse tras 12 años de transmisión.

Cerca de las 8:00 de la noche de este viernes, Leopoldo Castillo, conductor de Aló Ciudadano, emitió un emotivo comentario en el que agradeció por la sintonía y el aprecio recibido por parte de los televidentes hacia el espacio y su persona.

Luego de eso, la programación del canal continuó con Grado 33, espacio que se transmite habitualmente a las 8:00 p.m. y que fue el único que pareció demostrar que todo seguiría su curso regular. Sin embargo, tras este programa comenzó una serie de repeticiones que fueron desde la biografía de Adolfo Hitler, hasta el noticiero RCN y Panorama Mundial de CNN en Español, que, a pocas horas de su emisión, fueron colocados de nuevo al aire.

Paralelamente a la situación en la parrilla de programación de la estación, los comentarios en la red social Twitter dieron cuenta de numerosas situaciones, la mayoría sin confirmación, en las cuales se plantearon como ciertas las renuncias de directivos del canal, la rebeldía por parte del equipo de periodistas, quienes no habrían transmitido el noticiero, y hasta una eventual llamada de apoyo de los gremios para ir a la sede en La Florida, Caracas.

Especulaciones acerca de reuniones de última hora, en las cuales se definiría el destino de buena parte de la plantilla de profesionales, también corrieron en las redes sociales.

Algunas de las figuras del canal, activas o recientemente retiradas, también colocaron sus comentarios y se hicieron solidarios ante el panorama incierto que, aseguran, está planteado en el proyecto que arrancó a finales de los años 90 y que recientemente, argumentando inviabilidad, fue vendido a un grupo económico ligado al negocio asegurador.

La situación comunicacional del canal ha sido particularmente traumática, pues mucho se ha usado el término "venta de principios" o incluso "secuestro de las libertades de expresión" que habría aplicado la nueva directiva para dar cambios a los lineamientos críticos que acompañaron a Globovisión desde que asumió el fallecido primer mandatario, Hugo Chávez, y que continuaron cuando el actual presidente de la República, Nicolás Maduro, tomó el cargo en meses pasados.

Los ojos de televidentes y anunciantes están colocados ahora en las horas por venir, pues con la no puesta al aire de Noticias Globovisión, sin que exista una explicación clara, se perfilan momentos conflictivos puertas adentro, afectándose programas, compromisos comerciales, y por ende, afectación en los niveles de rating.


Deja tu comentario