Otro Blog del Grupo Noticias en Tweets »» Sígueme en Facebook Sígueme en Twitter Síguenos en Instagram Suscríbete a NT Youtube Suscríbete Gratis Síguenos en Google +

domingo, 18 de agosto de 2013

Adolfo Cubas: "Sí, soy un resentido"



"Cierto grupo siempre ha querido involucrarme con Ricky Martin en relaciones amorosas". El actor hace tres personajes en "Guerreras y centauros"

YOLIMER OBELMEJÍAS| EL UNIVERSAL

Adolfo Cubas conoció la fama en la década del 80 cuando era integrante de Los Chamos. Después de ahí, mucha agua ha corrido debajo del puente: incursionó en la actuación, se convirtió en padre, pero siempre lo ha rodeado la polémica, bien sea por sus declaraciones o comportamientos, tanto que él la reconoce como su compañera. Hoy, de nuevo los reflectores se vuelven hacia él por su imitación de Justin Bieber y Raffaella Carrá en Buscando una estrella de Súper Sábado Sensacional.

-¿Quién escoge a los personajes que imita?

-En principio, los propone la empresa porque necesita espectáculo y, en mi caso, por ejemplo, yo intenté al principio desarrollar a Pitbull, pero Andreína ya lo tenía dispuesto, después busqué a Raphael y Damián lo tenía. Al final, decidí hacer a Justin Bieber. Luego querían que hiciera a Madonna, pero era un trabajo muy intenso para mí y les pedí tiempo para saber con cuál mujer dentro del mundo del espectáculo me podía identificar y ahí decidí hacer a Raffaella Carrá.

-¿Cómo fue el proceso de vestuario? ¿De maquillaje?

-Primero que nada yo quiero aclararles que hacer un personaje femenino para mí fue muy complejo. Nunca me he vestido como mujer ni me he puesto tacones, yo estoy muy contento con mi sexualidad masculina. El mismo equipo se dio cuenta que no fue tan fácil realizarlo, sobre todo, montarme en los tacones, ocultarme el miembro hacia atrás y a eso súmale las coreografías y los pasos. ¿Qué por qué Adolfo Cubas se atreve a hacer eso a estas alturas de su vida? Porque eso me oxigena, me da la posibilidad de salirme de mi zona de confort para interpretar personajes que no conozco.

-Muchas personas lo critican en las redes sociales, ¿qué les responde?

-Yo no le respondo nada a los que me insultan, solo los leo, algunos son interesantes, otros no y cuando hay gente que me alaba y me dice cosas muy bonitas les agradezco o los retuiteo. Soy fanático de las redes sociales, yo amo mi Twitter (@adolfocubas) y, gracias a las redes sociales, el feedback es inmediato.

-¿Qué le dice su familia?

-Bueno fíjate, algo muy hermoso, me reconocen como un gran artista y eso me llena de orgullo porque en realidad yo nunca he querido ser artista. Yo simplemente disfruto lo que hago, pero es bonito que te reconozcan, ellos son mi apoyo.

-¿Y tu hija no te pregunta: 'papá, ¿cómo vas a hacer a Justin'?

-No, mi hija lo que me pregunta es: '¿cuánto te van a pagar?' (risas).

-¿Le gusta vivir de la polémica?

-La polémica siempre me ha acompañado y existe cuando tenemos un país lleno de dictadores. Yo me he puesto a ver quiénes son los dictadores en mi gremio y he conseguido muchos que siguen con los mismos planteamientos, que quieren proponer a otros actores y no a Adolfo Cubas, gente que son dinosaurios del pasado, que hace payola, que cobra, que no es honesta y se genera la polémica sin quererla y uno tiene que enfrentarse con eso. No me voy a quedar nunca callado y si ser polémico significa eso siempre pegaré un grito por la libertad, siempre defenderé a los sufridos y a la gente desamparada porque yo no soy de izquierda, pero sí soy izquierdoso total y estoy con los que han rechazado. Muchas veces me dicen: '¿tú eres resentido?' sí, lo soy, porque he sufrido en carne propia lo que es la agresión, el vejamiento y la falta de respeto".

Pero no solo sus imitaciones de Bieber, Carrá y Don Omar mantienen a Cubas en la mira, en poco tiempo se le verá interpretando a Abracadabra, el sargento Canelón y La sombra en Guerreras y centauros.

-Por cierto, hice una escena en los llanos de Barinas, en la que nos estábamos robando 300 cabezas de ganado y se me apareció Chávez. Chávez no, Páez en mitad del bosque...

-Lo traicionó el subconsciente...

-No, porque a mí me pasaron dos cosas extraordinarias. Cuando me salió un meningioma en la cabeza, quien me dio la mano fue Hugo Rafael Chávez Frías. En el Hospital Militar me salvaron la vida, gracias a él y a mi primo Eustoquio Contreras, pero muchísimo a Hugo Rafael Chávez Frías que dijo: 'Atiéndanlo, este hombre es un patrimonio de nuestro país' y me dijo: 'No hagas más novelas de villano que mis hijas sufren mucho'. Entonces, yo dije: ¡Wow! me han regañado dos presidentes en mi vida: Chávez para que no hiciera personajes de malo y Páez (en la ficción) diciéndome: 'No te lleves esas cabezas de ganado'.

-¿No lo han vuelto llamar de España para hablar sobre Ricky Martin?

-Mira ese un capítulo bastante triste en mi vida. Cierto grupo siempre ha querido involucrarme con Martin en relaciones amorosas. Yo siempre he dicho que no, pero bueno... iba a ir yo a ese programa en España, se me iba a pagar una cantidad de dinero espectacular... No fui porque ellos promocionaron: 'Viene el amante de Ricky Martin'...

-Pero hubiese aclarado...

-Ellos no pueden promocionar algo así porque eso le trajo a él muchos problemas....

-¿Aquellas declaraciones afectaron su amistad con Ricky?

-Nosotros somos amigos eternos. Cuando uno está en grupos hace falta un amigo que te invite a su casa, que te de un abrazo un domingo cuando no tienes a tu familia. Eso era lo que Adolfo Cubas hacía con Menudo y con otra cantidad de artistas porque mi amigo no es solamente Ricky Martin, yo tengo amigos más importantes. Yo he sufrido mucho. El primer sufrimiento que tuve en esta carrera fue cuando me quedé sin cabello y todavía sigo sufriéndolo porque eso me ha limitado muchísimo. Yo no soy de familia rica y he tenido que trabajar bastante para poder tener la ropa y los zapatos adecuados para estar a la altura. Yo soy un luchador.


Deja tu comentario